no está satisfecha

"La hora final". Breve comentario

Publicado: 2017-09-19

La historia del GEIN, tal cual, sin añadidos, es mucho más rica. Daba para un thriller de pesquisa e intensidad con aristas varias (material hay de sobra) y Eduardo Mendoza ha exhibido talento previo para escribir y dirigir (ver El evangelio de la carne). Sin embargo, en La hora final creemos opta por el camino equivocado. La dramatización, el enfoque y las licencias de la adaptación fílimica sólo consiguen que la película desemboque en secuencias planas, situaciones inverosímiles y momentos disparatados. Más aún, la resolución (que debiera ser narrativamente clave) es apuradísima, los villanos unidimensionales y hay más de una caracterización que recurre al estereotipo. De ahí también que encuentramos una seria contradicción en que se haya promocionado La hora final como LA historia de la captura de Guzmán, estrenada en medio de una coyuntura, participación de los agentes Ardilla y Gaviota incluida. Una oportunidad perdida para contar bien cómo una labor de inteligencia pudo más que el terror contra el terror. En ese sentido, es mejor ver y recomendar la cinta documental 1509 Operación Victoria dirigida por Judith Vélez, en nuestra opinión, muy superior a La hora final.


Escrito por


Publicado en

Sala 18

Las vicisitudes de ver cine en el Perú.